Estrategia del puzzle para auditorias energéticas

Uno de los pilares fundamentales para cualquier plan de eficiencia energética es una auditoria energética.

Las auditorias energéticas son una forma de ver en que situación se encuentra una instalación en el uso de las diferentes fuentes de energía de nuestra instalación, y poder visualizar potenciales ahorros y comparar respecto a anteriores procesos de auditoria energética.

Pero a veces, aunque ya tengamos los conocimiento técnicos o experiencia previa, no sabemos cómo empezar una auditoria energética. 

[ctt template=»3″ link=»7RXdn» via=»yes» ]Cómo empezar una auditoria energética – estrategia del puzzle[/ctt]

De la misma manera que no realizarías un puzzle sin haber planificado antes una serie de tareas, para hacer una buena auditoria energética es necesario una estrategia. En este artículo vamos a ver una forma de poner orden haciendo un paralelismo con la estrategia que podemos seguir a la hora de hacer un puzzle.


Las esquinas

En una instalación, igual que hacemos con un puzzle,  debemos buscar las  esquinas, o lo que es lo mismo, las constantes que se irán repitiendo y que no debemos preguntar a lo largo de la auditoria energética.

Nuestras «esquinas» serán:

  • Cuándo consumo la energía
  • Cuánta energía consumo
  • Donde consumo la energía
  • Cómo pago la energía que consumo

Cuándo consumo la energía

Es importante conocer cuando consumimos la energía. De esta forma podemos detectar si hay por ejemplo picos de consumo en ciertos momentos del día o la semana, o detectar consumos atípicos o anómalos fuera del horario normal de funcionamiento.

Esto lo podéis comprobar con la línea base de consumo, a poder ser, transformada en un Indicador de Desempeño Energético (iDE) o Energy Performance Indicator (EnPI, en ingles).

Gráficamente podremos ver cuando se produce los picos de mayor consumo o detectar los consumos pasivos o atípicos.

Cuánta energía consumo

Utilizaremos igualmente una linea base como referencia para poder hacer una comparativa, ya sea una misma instalación o proceso a lo largo del tiempo, o entre instalaciones o procesos.

Aquí es muy significativo que utilicemos los EnPIs para que la comparación sea lo más objetiva posible, ya que factores externos como la temperatura, nivel de ocupación o de trabajo, … pueden alterar la comparativa de los consumos.

Donde consumo la energía

La tercera pregunta que debemos hacernos es saber donde estamos consumiendo la energía. Hacer una segmentación por usos energéticos de la instalación, por ejemplo clima, alumbrado, TI, producción, almacena, aulas, habitaciones, … cada instalación pueden definirse las suyas.

Con esta división de los consumos por usos podemos establecer la importancia que tienen cada uno de ellos y establecer un control especifico para cada uno. 

Cómo pago la energía que consumo

Por último, debemos preguntarnos si los costes de la energía son los mejores que podemos conseguir en función de nuestro consumo.

Conociendo sobretodo cuándo y cuánta energía consume la instalación podremos comparar con las diferentes comercializadoras de energía y comparar la que mejor se adapte a un menor coste.


Los laterales

Siguiendo el símil con el puzzle, los laterales son los límites de la auditoria energética o plan de eficiencia energética.

Es importante definir, conjuntamente con el cliente o la propiedad, hasta donde abarcará la auditoria energética, ya que si no definimos unos limites el proyecto podría ser infinito o inabarcable.

Los recursos que tenemos, ya sean recursos materiales, humanos o de tiempo, son finitos, y embarcarnos en una auditoria sin definir unos limites puede llevarnos a pillarnos los dedos con lo presupuestado.

Por tanto, no escatiméis en dedicar el tiempo necesario en definir los «laterales» de vuestra auditoria energética. 


Girar y agrupar

Ahora es es turno de darle la vuelta a las piezas. Esto nos permitirá ver todas las variables que disponemos o que debemos conseguir, porque no existen o necesitamos registros durante más tiempo.

A continuación, igual que haríamos con un puzzle, agruparemos las piezas del puzzle por tonalidades o detalles significativos. Esto es lo mismo que agrupar las diferentes tareas o segmentos a realizar o estudiar (clima, alumbrado, procesos, tarifas, movilidad, etc).

Estas tareas nos permitirá trabajar de forma ordenada, aunque lo mejor es poder repartir las tareas a aquellas personas que sean más especialistas en la materia. Habrá quien se le de mejor el análisis de los sistemas de alumbrado, otros con los sistemas de clima, y otros en temas de contratación con las comercializadoras de energía. Estas personas pueden ser recursos propios que podemos tener o recursos externos con los que colaboramos puntualmente.

De esta forma conseguiremos ser mas eficientes, reducir los plazo de la auditoria energética y mejorar la calidad del trabajo realizado.


Unir las piezas

Ya para acabar nos faltaría unir los grupos que hemos estado trabajando. Iremos viendo que al ir uniendo los grupos la auditoria energética o el plan de eficiencia energética irá tomando forma.

Obviamente siempre habrá pequeños huecos o lagunas que aparecerán al unir los grupos, pero entonces nos será mas sencillo encontrar o realizar un análisis particular.


Resumen

En resumen, los cuatro puntos que debemos seguir para realizar una auditoria energética son:

  1. Esquinas (Constantes de la auditoria)
    • Cuándo consumo la energía
    • Cuánta energía consumo
    • Donde consumo la energía
    • Cómo pago la energía que consumo
  2. Laterales (Límites de la auditoria)
  3. Girar y agrupar
    • Repartir tareas
    • Especialización
  4. Unir las piezas

Así pues, esta es la estrategia del puzzle. Espero que os ayude para centraros.

Otros artículos relacionados:

estrategia del puzzle auditoria energetica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.